Foro Todocamino
21 Nov 2019, 23:19 *
Bienvenido(a), Visitante. Favor de ingresar o registrarse.

Ingresar con nombre de usuario, contraseña y duración de la sesión
 
Noticias: Si aún no lo has hecho, te invitamos a registrarte y compartir tus aventuras y opiniones con todos los amigos de este foro.
 
   Inicio   Ayuda Buscar Ingresar Registrarse  
Páginas: [1]   Ir Abajo
  Añadir a favoritos  |  Imprimir  
Autor Tema: Jeep Compass 2.0 CRD  (Leído 5163 veces)
0 Usuarios y 1 Visitante están viendo este tema.
flipflop
Explorador de caminos
****

Karma: 28
Desconectado Desconectado

Coche: Subaru Forester 2.5XT
Mensajes: 963 msj. Ubicación: En los Talunis


A la sopa boba


WWW
« en: 29 Mar 2007, 11:29 »


Mas fotos: http://www.km77.com/00/jeep/compass/g01.asp

El Compass es un todo terreno ligero (SUV) con carrocería de cinco puertas y tracción total sin reductora, como el Honda CR-V, el Nissan X-Trail o el Toyota RAV4.

Como compra, el Compass destaca porque tiene un precio bajo, que no se debe a que su equipamiento de serie sea escaso (relación de modelos todo terreno de estas características, ordenada por precio). Su calidad aparente es inferior a la de la mayoría de alternativas.

El Compass está a la venta desde 25.990 € con una gama que comprende dos motores (Diesel de 140 CV y gasolina de 170 CV), dos grados de equipamiento (Sport y Limited) y dos tipos de cambio (manual o automático). El equipamiento Sport sólo está disponible para la versión Diesel y el cambio automático, sólo para la de gasolina.

Por la relación entre precio y producto, el Jeep está más próximo a modelos como el Hyundai Tucson 2.0 CRDi VGT (25.200 €), o el KIA Sportage 2.0 CRDi VGT (25.256 €). De estos tres, el Jeep es el único que puede llevar control de estabilidad. Un Ssangyong Actyon 200Xdi también lo tiene y es más barato (23.900 €)

El Compass mide 4.405 mm de largo, 1.761 mm de ancho y 1.631 mm de alto. Son unas dimensiones semejantes a las de un Toyota RAV4.

Es un coche de motor transversal; por tanto, no tiene nada que ver con otros modelos que ha fabricado Jeep hasta el momento, todos ellos de motor longitudinal. También es el primer Jeep con suspensión independiente en las cuatro ruedas. La ruedas de serie son de 17" y opcionalmente las hay de 18".

Mecánicamente, el Compass tiene muchos elementos en común con el Dodge Caliber y con el Jeep Patriot (Jeep iniciará las ventas de este modelo en septiembre de 2007).

A pesar de su aspecto, el Compass va mejor por carretera que el Caliber, gracias a una suspensión más firme y a los neumáticos que curiosamente, en la versión Limited, tienen menos perfil en el modelo de Jeep (pensado para circular fuera del asfalto) que en el de Dodge, lo que hace la dirección más precisa.

A igualdad de equipamiento, el Compass con motor Diesel es (según la versión) entre 3.300 y 4.500 € más costoso que el Caliber. Si bien el modelo de Jeep me parece preferible por diversos motivos, la diferencia de precio es grande y posiblemente sólo compense a quien necesite el sistema de tracción total.

El Compass se desenvuelve satisfactoriamente por carretera una vez que el conductor se adapta a la dirección, muy asistida. No es tan preciso como el Toyota RAV4, por ejemplo, pero permite circular rápido con seguridad, gracias al buen funcionamiento del control de estabilidad que tiene, además, un programa específico para evitar el vuelco (elemento que es de serie en todas las versiones). Los movimientos de la carrocería en curvas enlazadas no son más amplios que en otros todo terreno.

Fuera de carretera el sistema de tracción total conectable automáticamente desempeña correctamente su labor (información técnica sobre esta dispositivo). Lo que limita el avance del Compass en el campo es una suspensión con recorridos muy cortos, unos neumáticos de poco perfil pensados para el asfalto, la ausencia de una reductora y unos ángulos característicos (principalmente el de ataque) poco favorables.

En km77.com hemos conducido el Compass con los dos motores disponibles, el Diesel de 140 CV y el gasolina de 170 CV.

El Diesel va acoplado exclusivamente a una caja de cambios manual de seis relaciones. La fuerza que tiene este motor (de origen Volkswagen) unido a los desarrollos cortos de la caja de cambios, favorecen las recuperaciones en marchas largas, siendo uno de los mejores que hemos probado recientemente en este aspecto (tabla de prestaciones).

El motor vibra poco pero no está convenientemente aislado acusticamente, por lo que el ruido llega al habitáculo con mayor intensidad que en otros todo terreno Diesel como un Kia Sportage o un Honda CR-V. Como en todos los coches que hemos probado con este motor (Audi, Dodge, Mitsubishi, SEAT, Skoda o Volkswagen), la relación entre prestaciones y consumo es buena.

También hemos conducido brevemente la versión de gasolina con cambio automático. No he podido apreciar las prestaciones del Compass con este motor, pero no es claramente mejor que el Diesel en ruido y vibraciones. Como el cambio automático es de convertidor, habrá quien lo perciba como un motor más ruidoso porque —a diferencia de una caja relaciones fijas— no hay una equivalencia entre el ruido del motor y la velocidad del coche.

El conductor puede intervenir en el cambio mediante un mando secuencial, con el que puede escoger entre seis relaciones fijas. La más larga de ellas no es tan larga como el desarrollo final que tiene en modo automático.

El habitáculo tiene mejor aspecto que el del Caliber, posiblemente por el tono oscuro de los recubrimientos (en el Dodge son gris claro), pero sigue teniendo filos mal rematados y ajustes poco elaborados. Hay espacio suficiente para cuatro adultos. El maletero, con sólo 334 l de capacidad hasta la cortina que lo cubre, es similar al de un KIA Sportage pero queda muy pequeño si lo comparamos con los 586 l que tiene un Toyota RAV4 (tabla comparativa de maleteros, ordenados de mayor a menor capacidad).

En el equipamiento hay algunos elementos inusuales y útiles, como una luz para el maletero que se puede sacar para que funcione como linterna (imagen) o un suelo del maletero de vinilo, fácilmente lavable.

Otros elementos de equipamiento son los airbags de cortina, un equipo de sonido opcional de Boston Acoustics con altavoces giratorios (para que suene fuera del coche cuando el portón está abierto, imagen), respaldos traseros abatibles y reclinables 12º, un sistema de control de presión de los neumáticos o un retrovisor interior de oscurecimiento automático, entre otros.

En el estilo hay algunos rasgos característicos de la marca, como la parrilla de siete ranuras verticales y los faros redondos, pero tiene una silueta y unas proporciones inusuales en Jeep.

Con este modelo, Jeep espera atraer a un tipo de cliente que no tiene hasta ahora y que no consideraba comprarse un Jeep. Este modelo se fabrica en Belvidere (Illinois, EE.UU).

A lo largo de 2007, Jeep lanzará el nuevo Wrangler en versión de dos puertas y de cuatro puertas (llamado Unlimited).

En el Compass hay espacio suficiente para que cuatro adultos viajen con suficiente comodidad. Acceder al coche no es un problema, ya que los asientos no quedan muy altos respecto al suelo ni al piso del vehículo.

Los asientos delanteros son cómodos y recogen correctamente el cuerpo. El volante, tapizado de cuero, sólo tiene ajuste en altura; a pesar de ellos, todos los que hemos conducido el coche hemos encontrado una postura al volante adecuada. La palanca del cambio está en una posición más elevada de lo normal, lo que facilita su manejo.

Detrás, sólo irán cómodos dos adultos porque no hay mucha anchura y ni sitio para las piernas del que ocupe la plaza central.

El aspecto del habitáculo es mejor que el Dodge Caliber quizás, en parte, por el tono de los plásticos utilizados en el salpicadero y la zona superior de las puertas (de color oscuro en vez de claro). En general, los ajustes entre piezas son aceptables

Hay detalles de poca calidad, como los plásticos con filo en zonas por la que hay que pasar la mano, la goma de aspecto pobre que hace de fuelle en la palanca del cambio, las guías de los asientos delanteros (sólo está protegida por un plástico la del lado que queda junto a la puerta, que además sobresale y es relativamente sencillo enganchar los bajos del pantalón con ella), el cable visto del retrovisor interior o el sonido que hace el cierre centralizado en el interior del coche (no recuerdo otro que sea tan ruidoso). Quien no le dé importancia a este tipo de detalles y simplemente busque un coche funcional y, quizás, duradero estará a gusto con este Jeep.

También hay buenos detalles, que hacen la vida a bordo más agradable, como las alfombrillas, que van fijadas al suelo con un enganche metálico que evita que se desplacen.

En las plazas delanteras hay diversos huecos para dejar objetos. Sobre la guantera, de pequeño tamaño, hay un hueco sin tapa donde puede caber una botella de agua tumbada, otro más pequeño bajo el equipo de sonido (imagen), dos posavasos entre los asientos y otro hueco junto a ellos.

Bajo el apoyabrazos central hay un cajón con espacio para 10 discos (y sus cajas). La tapa del apoyabrazos tiene un receptáculo para guardar un teléfono o un reproductor mp3 (imagen) aunque no he encontrado ninguna conexión para el equipo de sonido. También hay un pequeño hueco en las puertas (delanteras y traseras).

Los parasoles tienen un espejo con tapa pero no están iluminados. Tienen un sencillo mecanismo para poder desplazarlos longitudinalmente cuando se colocan junto a la ventanilla, evitando que el sol pase entre el espacio que deja el parasol y el montante central, un inconveniente en muchos coches.

El cuadro de instrumentos tiene la información que se puede encontrar actualmente en un coche (incluido el termómetro del refrigerante del motor), brújula, un ordenador (autonomía, consumo medio, tiempo), dos contadores parciales de distancia, además del total y un indicador de presión de los neumáticos.

Nuestra unidad tenía techo de cristal practicable. Curiosamente, el deflector aerodinámico que lleva hace más ruido que sin él (al menos en las plazas delanteras y a velocidades inferiores a 140 km/h).

El maletero tiene poco volumen debido a la escasa altura que hay desde el piso hasta la cortina que cubre el equipaje. Los 334 l de capacidad son suficientes para llevar bolsas de la compra sin que se vean desde el exterior pero no se puede dejar una maleta de pie y que la cubra la cortina. Los cristales laterales traseros y la luneta están oscurecidos (se serie en el Limited y opcional en el Sport) lo que dificulta la visión del equipaje desde el exterior.

Los respaldos traseros se pueden abatir en dos partes para aumentar el volumen de carga hasta 1277 kg. El ángulo de inclinación de los respaldos también puede ajustarse en dos posiciones.

El piso del maletero está hecho de una pieza de plástico rígido que se puede extraer para facilitar su limpieza. Bajo ella, hay un hueco donde va la rueda de repuesto, que es de emergencia, y queda algo de espacio para guardar herramientas (como unos cables de arranque) o aquellos elementos que son obligatorios (los triángulos de emergencia o las bombillas de repuesto).

La opción MusicGate Power System 458 wat. incluye, además de un equipo de sonido más potente, unos altavoces en el portón que se pueden orientar hacia el exterior del coche.
Me parece curioso lo que sucede con el Compass. Este modelo se diferencia, básicamente, de un Dodge Caliber por la carrocería y, en España, por el sistema de tracción que tienen: total en el caso del primero y a las ruedas delanteras en el segundo. Si Jeep es la marca encargada de hacer vehículos enfocados a un uso fuera del asfalto, ha conseguido que el Compass vaya mejor por carretera que el Caliber (al cual se le presupone que ha sido pensado para circular exclusivamente por, y no fuera de, ella).
Los cambios que ha hecho Jeep se aprecian en la suspensión, más firme pero que conserva una capacidad elevada de absorción. De este modo han logrado disminuir los movimientos amplios que tiene la carrocería del Dodge en los cambios de dirección. Aún con ello, no se siente que pise con la misma eficacia que un Toyota RAV4 o un Land Rover Freelander 2.

En curvas de radio amplio, se puede apreciar como la carrocería tiene movimientos verticales ue mientras dura el apoyo. Si bien esto no altera la trayectoria del coche sí que resta confianza a quien lo conduce, al menos hasta que uno se acostumbra a que eso sucede siempre. En las lentas, no subvira de forma tan apreciable como el Caliber.

En general el Compass es un coche cómodo, apreciablemente más que un Suzuki Grand Vitara, por ejemplo. La suspensión deja percibir una pequeña y constante oscilación vertical de la carrocería si el asfalto no está perfecto que a mí no me parece desagradable. Al pasar sobre alguna irregularidad de las que transmiten un movimiento muy rápido a la rueda resulta algo seco.

La dirección tiene un tacto más preciso, no sé si por cambios en su mecanismo o por la diferencia de neumáticos, 215/55 R18 de la versión Limited (la que hemos probado) frente a 215/60R17. No hemos conducido el Compass con los neumáticos de la versión Sport, que son los mismos que lleva el Caliber.

El Compass no está diseñado para circular por zonas complicadas fuera del asfalto pero sí resulta sumamente satisfactorio en pistas en buen estado. Lo es por la capacidad de absorción de la suspensión que, dentro de lo posible dado el pequeño recorrido que tiene, permite circular a un ritmo rápido sin rebotes violentos. Además, la altura libre al suelo es mayor de lo que parece a simple vista, 203 mm (similar, por ejemplo, a la de un Suzuki Grand Vitara).

El sistema de tracción total, mediante un embrague multidisco controlado electrónicamente, funciona de forma completamente automática evitando que el conductor tenga actuar sobre él. Sí que hay un tirador en la consola (con la leyenda «Lock») para variar la respuesta del sistema de transmisión hasta 50 km/h. Este mando se debe utilizar cuando el terreno está muy suelto o la adherencia es muy baja, como sobre nieve o barro. Funciona de esa manera (el mismo efecto que habría en un coche con diferencial central bloqueado) hasta 15 km/h; a más velocidad el acoplamiento va disminuyendo.

Si intentamos pasar por zonas complicadas encontraremos varios inconvenientes. El primero son los ángulos característicos (ángulo de ataque 21º, de salida 32º y el ventral 21º), que obligan a afrontar con mucho cuidado algunos obstáculos sino queremos rozar el paragolpes delantero o los bajos del coche.

El segundo es el recorrido de la suspensión, muy pequeño y que hará que se queden las ruedas en el aire con facilidad. En estas situaciónes el buen funcionamiento del sistema de tracción compensa este inconveniente.

Los neumáticos, de asfalto y con poco perfil, tampoco facilitan la tracción.

Por último, la ausencia de reductora. Con el motor Diesel resulta muy difícil avanzar en zonas lentas a muy baja velocidad si el terreno obliga a que el motor empuje con fuerza, algo que puede suceder al subir una rampa o ante un obstáculo que ofrezca mucha resistencia al avance.

En el primer caso, la rampa, sino se puede afrontar con inercia hay que desistir y buscar otro camino ya que el motor se cala con mucha facilidad (problema recurrente, el de la falta de fuerza a bajas revoluciones, en la mayoría de motores turbodiésel que hay a la venta).

En el segundo caso, se puede intentar utilizar un programa que desconecta algunas funciones del control de estabilidad: con el coche detenido, hay que mantener pulsado el botón de desconexión de dicho control (en la consola, delante de la palanca del cambio) durante 5 s. Tras hacerlo, aparece un mensaje en la pantalla del ordenador con la leyenda "ESP OFF". Esto indica que el control de estabilidad queda desconectado y también la función del control de tracción que limita la entrega de fuerza del motor si una rueda patina. Es decir, la única ayuda electrónica es la que frena las ruedas que giran libremente (las que patinan); de este modo, se envía la fuerza a las que sí tienen tracción.

El Compass 2.0 CRD tiene un motor Diesel de 140 CV. Es un motor con una respuesta enérgica una vez superada las 2.000 rpm y que mueve con facilidad este modelo, sin que el consumo sea elevado.

Al ralentí, las vibraciones que llegan al interior a través del volante, la palanca del cambio o el asiento son mínimas, incluso con el motor frío. Si que se percibe una vibración que mueve ligeramente la carrocería y que se repite a intervalos fijos, algo que también hemos notado en otros modelos con este motor de origen Volkswagen.

El consumo en autovía, sin superar la velocidad máxima impuesta en España es 6,5 l/100 km; a una media de de 139 km/h sube hasta 7,9 l/100 km., un valor bueno, teniendo en cuenta que su aerodinámica no es favorable (el Cx es 0,4, una décima peor que el Caliber) y que los desarrollos son cortos (tiene una sexta de 46,5 km/h cada 1.000 rpm.).

El cambio de marchas queda muy a mano. Las marchas entran con facilidad siempre que no se intente cambiar muy rápido. En este caso, se nota un punto que ofrece resistencia a mitad del recorrido entre marcha y marcha lo que obliga a hacer más fuerza de lo que sería deseable.

Los pedales quedan algo altos y el recorrido, principalmente el del embrague, es algo largo. Los frenos, de disco delante y detrás, detienen el coche en una distancia normal para un vehículo de estas características. Su resistencia ante un trato exigente no es muy buena y se calientan pronto

En línea

tobiotive
Administrador
Señor de los Caminos
*****

Karma: 80
Desconectado Desconectado

Coche: Subaru Forester 2.0X 2007
Mensajes: 5317 msj. Ubicación: Zaragoza - Barcelona


AWDSOME


WWW
« Respuesta #1 en: 29 Mar 2007, 11:41 »

Con ese precio de salida parece que estos de Jeep quieren vender muchas unidades de este coche. Por lo que dicen, y siendo comparado con los coreanos, no debe ser de la calidad que suele tener esta marca.
Estéticamente no me llama mucho, sobre todo los laterales del frontal.
En línea

flipflop
Explorador de caminos
****

Karma: 28
Desconectado Desconectado

Coche: Subaru Forester 2.5XT
Mensajes: 963 msj. Ubicación: En los Talunis


A la sopa boba


WWW
« Respuesta #2 en: 29 Mar 2007, 11:44 »

El frontal a mi por lo menos no me gusta y se nota, como dices que la calidad no es como otros modelos de Jeep
En línea

tobiotive
Administrador
Señor de los Caminos
*****

Karma: 80
Desconectado Desconectado

Coche: Subaru Forester 2.0X 2007
Mensajes: 5317 msj. Ubicación: Zaragoza - Barcelona


AWDSOME


WWW
« Respuesta #3 en: 16 May 2007, 18:54 »

Una prueba de este Jeep Commpass en la misma versión que comenta flipflop:

http://motor.terra.es/motor/pruebas/articulo/jeep_compass_crd_sport_35931.htm







En línea

wOlvERyN
Caminante
**

Karma: 10
Desconectado Desconectado

Coche: Mitsubishi Outlander '07 140cv DI-D 7p
Mensajes: 377 msj. Ubicación: ZárÀgözÂ



WWW
« Respuesta #4 en: 16 May 2007, 20:13 »

Es feo de piii.iii... cojones, su piiiiii puta madre.
Tengo mal temporizada la censura.
En línea
tobiotive
Administrador
Señor de los Caminos
*****

Karma: 80
Desconectado Desconectado

Coche: Subaru Forester 2.0X 2007
Mensajes: 5317 msj. Ubicación: Zaragoza - Barcelona


AWDSOME


WWW
« Respuesta #5 en: 16 May 2007, 20:27 »

JJjajajajaajaj!!

La verdad es que tiene un aspecto algo plastiquero.
En línea

Montero_IO
Señor de los Caminos
*****

Karma: 11
Desconectado Desconectado

Coche: Mitsubishi Outlander 2.0DI-D Kaiteki
Mensajes: 1169 msj. Ubicación: Barcelona



« Respuesta #6 en: 16 May 2007, 21:34 »

A mi no me dice nada este Jeep, la verdad. Donde este un buen Rubicon Sonrisa

Saludos
En línea

Ex - Mitsubishi Montero IO 2.0GDI-> En el corazon
Mitsubishi Outlander 2.0DI-D Kaiteki
Audi A4 B5 1.8T Quattro 200cv
sharly
Becario


Karma: 3
Desconectado Desconectado

Coche: Land Rover Freelander2, Alfa Romeo 147
Mensajes: 68 msj. Ubicación:


« Respuesta #7 en: 04 Jun 2007, 12:06 »

a mi en fotos no me gustaba nada, peo al verlo en la realidad me parece muy atractivo y juvenil. los interiores algo plasticosos pero no son malos del todo, lo prefiero a un coreano.
En línea
Montero_IO
Señor de los Caminos
*****

Karma: 11
Desconectado Desconectado

Coche: Mitsubishi Outlander 2.0DI-D Kaiteki
Mensajes: 1169 msj. Ubicación: Barcelona



« Respuesta #8 en: 04 Jun 2007, 13:32 »

a mi en fotos no me gustaba nada, peo al verlo en la realidad me parece muy atractivo y juvenil. los interiores algo plasticosos pero no son malos del todo, lo prefiero a un coreano.

Normalmente pasa eso, que en fotos puede que se vea feo, pero en la realidad ganan lo suyo.

A ver si veo alguno Giñar

En línea

Ex - Mitsubishi Montero IO 2.0GDI-> En el corazon
Mitsubishi Outlander 2.0DI-D Kaiteki
Audi A4 B5 1.8T Quattro 200cv
ARSEQUI
Caminante
**

Karma: 10
Desconectado Desconectado

Coche: RAV4 , Celica Carlos Sainz y Africa Twin 750
Mensajes: 367 msj. Ubicación: Alicante



« Respuesta #9 en: 04 Jun 2007, 14:51 »


 El Dodge Caliber monta exactamente el mismo motor,interiormente son practicamente iguales y en precio uno es casi 6.000 mas que el otro.

 Yo lo tendría claro.

 Amen de que los motores 2.0 tdi del grupo VAG no están saliendo como los 1.9 con muchos problemas de consumos elevados de aceite.

 Digo lo del motor este,porque es el que montan estos 2 modelos.
En línea

El mejor destino es siempre el siguiente
Páginas: [1]   Ir Arriba
  Añadir a favoritos  |  Imprimir  
 
Ir a:  

Powered by MySQL Powered by PHP Powered by SMF 1.1.21 | SMF © 2006-2007, Simple Machines XHTML 1.0 válido! CSS válido!
Página creada en 0.079 segundos con 27 queries.

MKPortal ©2003-2006 mkportal.it